Otro post sobre Standing Desk, si.

Standing Desk, ¿utilidad o mainstream? Os cuento mi experiencia. Desde que me mudé, siempre he tenido un sitio en casa para hacer mis cosas, el típico escritorio, monitor, teclado, ratón…lo normal. Desde que empezó el confinamiento, he pasado bastantes más horas de lo normal trabajando en casa, de hecho he estado 5 meses de manera ininterrumpida. En todo este tiempo, aprovechando que tenía que hacer alguna reforma en casa, he estado pensando en hacer algunos cambios y así mejorar mi sitio de trabajo. Una de estas mejoras fue montar un Standing Desk.

Un Standing Desk es básicamente una mesa elevada

Un Standing Desk es básicamente una mesa elevada. Hay varios tipos, pero los más populares son los que te permiten trabajar de pie y sentado, se elevan bien manualmente (con una manivela) o de forma automática con un motor eléctrico. Al igual que con los teclados mecánicos, el mundo de los Standing Desk es muy amplio y generalmente caro. Una vez lanzado a hacer el cambio, decidí informarme bien de las diferentes posibilidades para montarme uno sin dejarme excesivo dinero y si era posible reciclando parte del que por aquel entonces era mi escritorio.

Mirando un poco por la red, acabé en este video de Carlos Azaustre donde explicaba como tiene montado su setup en casa y como había invertido en un Standing Desk, me apunté lo que Carlos había utilizado y me puse a buscar algo más de información.

No es necesario comprar el kit completo, comprando la estructura y reciclando tu antiguo escritorio puedes montarte tu propio Standing Desk

En Amazon puedes encontrar muchos tipos de estructuras para hacerte tu Standing Desk, en mi caso estaba en duda entre FlexySpot e iMount. Son muy similares, te viene la estructura, el motor eléctrico y rondan los ~250 euros. Es cierto que hay modelos más económicos sin motor pero realmente no terminaban de convencerme así que los descarté. También hay modelos más caros que permiten memorizar posiciones y los premium que vienen ya con todo y son obscenamente caros. Finalmente, lo que me hizo decidirme, fue una oferta de FlexySpot que dejaba la estructura por ~215 euros.

Una vez comprada la estructura, desmonté mi antiguo escritorio, lijé la tabla superior, la pinté y la dejé preparada para montarla con la nueva estructura. La estructura a pesar del plazo inicial que me dieron (25 días), llegó en poco más de una semana. Perfectamente embalado y con las herramientas e instrucciones necesarias para montarla fácilmente. Si alguna vez habéis montado un mueble de IKEA… esto no tendrá secretos para vosotros.

En poco más de 1 hora tenía todo montado y funcionando, de esto hace ya algo más de un mes y estoy contento con el resultado. Sigo trabajando la mitad de los días desde casa y todos lo días suelo trabajar un rato por la mañana y por la tarde de pie. Es tan sencillo como darle a un botón y esperar unos segundos para que la mesa suba o baje. El motor aguanta bien a pesar de tener encima de la mesa dos monitores y la estructura que los soporta…esperemos que aguante.

Trabajar parte de tu jornada de pie ayuda a no cargar en exceso la espalda.

¿Merece la pena? Pues es para gustos, para mi la respuesta es si. Es cierto que llevo muchos años trabajando sentado sin levantarme, pero poder estar de pie un tiempo ayuda bastante a descargar la espalda. ¿Podría vivir si ello? Si, no soy una persona con problemas de espalda así que tampoco es algo que necesite ahora mismo pero ya que dedico bastantes horas a trabajar en casa creo que es una buena inversión en salud al igual que tener una buena silla o la iluminación correcta.

Top four standing desk benefits - Dr. Axe

Hay muchos artículos en internet que hablan de los beneficios de usar mesas elevadas en vez de mesas convencionales aunque la mayoría recomiendan un uso mixto, 50% de pie y 50% sentado.

Un uso mixto es el uso más recomendado, 50% de pie y 50% sentado.

Mi experiencia está siendo satisfactoria y hasta el momento en lo que más la estoy usando es en reuniones que tienen una duración mayor de 30 minutos o cuando tengo que desarrollar algo que no me lleva excesivo tiempo.

Si estáis pensando en pasaros a las Standing Desk, comprar la estructura y hacer un ‘DIY’ con un tablón que tengáis por casa es una buena opción. Si no queréis complicaros, siempre podréis comprar alguna que venga ya montadas como las Jarvis o incluso en IKEA también tienen algún modelo aunque suban algo de precio.

¿Vosotros que opináis? ¿Mainstream o utilidad? ¡Comenta!

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
 

One thought on “Otro post sobre Standing Desk, si.

Comentarios cerrados.