El ‘mejor’ smartwatch de hoy es de 2015

Como muchos de vosotros sabéis, desde hace muchos años he sido un hardcore user/developer de los smartwatches. En 2013 me compré el primero en un Best Buy, un Pebble. Después vino el Pebble time steel, Fitbit Ionic, Apple Watch, Amazfit y terminé con un Swatch que solo daba la hora. Casi 10 años haciendo aplicaciones y ‘perdiendo el tiempo’ con relojes inteligentes.

Y llegados a este punto, ¿Qué smartwatch me pongo acabando 2022? Sinceramente, yo he vuelto al Pebble Time Steel. En este post, os contaré las razones y cómo ‘reconfigurarlo’ para poder usarlo.

¿Un smartwatch de 2015 en 2022? Sí, rotundamente sí.

El hardware es una maravilla, en mi caso el Pebble Time Steel se mantiene con un diseño moderno y un tamaño no muy grande. Es cierto que tiene unos marcos grandes para 2022, pero son aceptables (los marcos del Pixel Watch no son mucho menores). Después de 5 años en un cajón, fue poner el cargador y al momento se encendió, la batería parece que se mantiene. Seguramente tendrá una degradación importante, pero partiendo de 8-10 días de duración, aun quedándose en la mitad, ya es más de lo que la mayoría de relojes del mercado ofrecen.

En cuanto al software, Pebble como empresa desapareció y con ella todos sus servicios. La tienda de aplicaciones, los watchfaces, las aplicaciones… pero tenemos varias opciones para revivirlo y entre ellas tenemos Rebble.

Rebble nació dos días después del anuncio de Pebble de su desaparición. Compuesto por la comunidad de desarrolladores de Pebble, este movimiento se creó con la idea de mantener el funcionamiento de nuestros relojes hasta que físicamente mueran. El camino no ha sido fácil estos años, pero a día de hoy, se puede hacer (casi) TODO lo que se podía hacer antes. De hecho, las aplicaciones y watchfaces de la antigua store se han migrado a la nueva y en el horizonte se plantean nuevas funcionalidades e incluso nuevo hardware. Es cierto que si eres desarrollador echas en falta la posibilidad de desarrollar desde tu navegador, ya que el CloudPebble aún no está migrado. A pesar de eso, se puede seguir desarrollando instalando en local el SDK de Pebble o usando una máquina virtual con el SDK preinstalado.

Para que todo funcione correctamente, lo que tenemos que hacer es flashear nuestro Pebble con el firmware de Rebble (v4.4.0-rbl), de esta forma hacemos que nuestro reloj se conecte a los servicios nuevos (Rebble Store). Para poder flashearlo, necesitamos la aplicación movil. En mi caso, pasé a Android hace unos meses y con descargar el .apk correspondiente es suficiente. Abres la aplicación, enlazas el reloj, actualizas el firmware y a funcionar. En caso de que utilices iOS o tengas algún problema, la documentación de Rebble te echará un cable. En mi caso, todo ha ido rodado, así que no he tenido que hacer mucho uso de ella. Aparte de la documentación, hay un server de Discord en donde la comunidad comparte información sobre un montón de temas: configuración, desarrollo, compra-venta…

Como siempre, elegir el mejor reloj es subjetivo, pero para mi Pebble es perfecto. Puedo echar de menos algunas cosas de smartwatches modernos como el sensor de ritmo cardíaco o el pago desde el reloj pero para ser un reloj que salió en 2015 cumple de sobra con lo que busco en un smartwatch. En cuanto a cómo hacerte con uno, en ebay o wallapop puedes hacerte con algunos modelos y no se van mucho de precio, otra cosa será el estado en el que estén sobre todo la batería.

Y hasta aquí llega mi post sobre cómo relojes inteligentes. Ahora ya sabéis cuál es para mí el mejor y cómo encontrarlo. Espero que os haya resultado interesante, si es así, compartidlo, si tenéis alguna duda dejadme un comentario y os responderé lo antes posible.

Un saludo,

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
Linkedin
Share on whatsapp
Whatsapp
 

Israel Ortiz de Zárate

Desde hace años cambio líneas de código por comida, aún sigo vivo y bien alimentado.