in Deporte, Opinion

LaMelo Ball y los estúpidos récords

Pues si, no he podido aguantarme más. Llevo ya un tiempo escuchando / leyendo mucho sobre este chico: LaMelo Ball. Y si no lo digo reviento: LaMelo Ball no juega a baloncesto y eso no es lo peor, lo peor es que su círculo cercano tampoco se lo dice.

15 años, 92 puntos, 61 tiros de campo

LaMelo Ball es el chico récord del momento, con 15 años ha metido 92 puntos en High School, récord de la competición y es también el hermano del más que posible próximo número uno del Draft (Lonzo Ball). Cada día que pasa hay un vídeo nuevo, una estimación de a dónde puede llegar, su nueva frivolité, una nueva valoración, expertos hablando de una nueva estrella, programas de tv hablando de él…

Es posible que varios de los que estáis leyendo estas líneas no sepáis de quién hablo, este vídeo igual os ayuda:

Y aquí la estadística del partido:

Si veis el vídeo con un poco de atención, os daréis cuenta que una gran cantidad de veces se queda en medio campo, no baja a defender. La estadística habla por si sola, 61 tiros de campo por 34 del resto del equipo. La mayor parte de sus tiros son cómodos, prácticamente de entrenamiento en parte porque aprovecha la ventaja que tiene ‘esperando’ en medio campo.

Un récord individual en un juego colectivo es un poco absurdo

Yo soy de los que piensa que un récord individual en un juego colectivo es un poco absurdo al fin y al cabo para conseguir ese récord necesitas de tus compañeros pero lo de LaMelo Ball es el siguiente paso: Forzar el récord individual de esa forma es ridículo.

En mi opinión el que menos culpa tiene de todo esto es el propio LaMelo Ball, está aun a medio ‘cocer’ en la vida y en el mundo del baloncesto. Vergüenza me daría ser el entrenador de ese equipo y permitirle lo que le permiten, es que ¿no ven que le perjudica? ¿Es rentable por la repercusión mediática? Igual estoy exagerando, es posible, aquí otro detalle:

En mitad de un partido, tira un tiro del medio campo que mete, pero antes de tirar señala con soberbia desde dónde lo va hacer. No he visto en la vida algo igual.

La opinión de su padre (en inglés) dice también mucho de cómo puede estar asesorado.

Para acabar os explico la última jugada: Es la última posesión del famoso partido de los 92 puntos, el entrenador rival le pone 3 defensores encima. Es evidente que hay compañeros suyos que no tienen defensa, aun así, se las arregla para recibir y meter el triple.

No le quito mérito, estoy seguro que es un chico con talento, pero amigos, eso no es baloncesto o por lo menos no es el baloncesto del que yo vengo.

Entiendo que muchos no estéis de acuerdo conmigo, agradecería que dejaseis un comentario con vuestro punto de vista y discutamos.

Saludos.

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

¡Comenta!

Comment